Zumo de calabaza y manzana
Zumo de calabaza y manzana

Zumo de Calabaza y Manzana

La pulpa de calabaza es increíblemente rica en β-caroteno (vitamina A) y vitaminas B1, B2, B6, C y E, así como en minerales como el potasio, fósforo, calcio, magnesio o el hierro. También conseguirás un adecuado aporte de hidratos de carbono, sales esenciales y proteínas.

La manzana es rica en fibra y contiene ácido málico, un compuesto que ayuda a que los cálculos intrabiliares se reblandezcan. Tomar zumo de manzana es ideal para limpiar el hígado de una forma natural y con ello prevenir cualquier tipo de infección que lo pueda afectar.

Gracias a sus antioxidantes y a su aporte de vitaminas y minerales este zumo ayuda contra la acumulación de depósitos en la sangre que tienden a endurecer nuestras venas y arterias, ayuda a prevenir y a mejorar la presencia del colesterol malo en la sangre.

Recomiendo añadir una cucharadita de aceite de coco, a parte darle un toque muy sabroso el aceite de coco favorece la asimilación de las vitaminas liposolubles como la A y la E y de la cúrcuma que también es soluble en grasa.

La calabaza es una de las verduras con mas contenido en β-caroteno que pomos encontrar en la naturaleza. El β-caroteno, tiene propiedades antioxidantes que ayudan a eliminar radicales libres previniendo el envejecimiento celular, es un precursor de la vitamina A. La vitamina A aumenta la función inmunitaria, contribuye a reducir las consecuencias de ciertas enfermedades infecciosas típicas del otoño-invierno.
También es recomendable añadir una pizquita de pimienta negra que ayudará a que la cúrcuma sea mas bio-disponible.

Ingredientes:

  • un trozo de calabaza
  • una manzana
  • un trozo de cúrcuma en raíz
  • una pizca de pimienta negra
  • una ctda. de aceite de coco

Preparación:

Opción 1: se puede prepara con una licuadora extrayendo el zumo de la manzana y de la calabaza cruda. La pulpa que sobra se puede guardar para hacer un postre. Añadiremos por ultimo la raíz de cúrcuma, una pizca de pimienta negra en polvo y la ctda. de aceite de coco.
Opción 2: se puede cocer ligeramente la calabaza al horno para 10-15 minutos a 160 grados para que se ablande un poco. Dejar enfriar y poner juntos con los demás ingredientes en el vaso de una batidora, triturar y tomar*.

*Siempre tener en cuenta que la cocción y la centrifugación comporta perder parte de las vitaminas contenidas en la calabaza. En caso que dispongáis de una licuadora recomiendo la opción 1.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Antes de marcharte descarga GRATIS las recetas antiinflamatorias para comer saludable toda la semana.

Dejame tu e-mail y te envio el E-book completo de cocina terapéutica.