huerto y cocina
huerto y cocina

Para quien como yo le gusta cocinar y tener su proprio huerto ecológico hay muchos trucos que pueden ser útiles para poder aprovechar al máximo en el huerto todos los recursos que tenemos en la cocina y viceversa.

Seguramente hay mas métodos de los que voy a explicar aquí pero estos son los que a mi me han funcionado, son métodos fáciles, económicos y que no requieren mucho trabajo.

Fertilizante de Plátano

Las cascaras de plátano se pueden utilizar para hacer un excelente fertilizante a base de potasio, un micro-nutriente que suele ser carente en los terreno y resulta muy importante en el huerto sobretodo en primavera en la época de floración y de fruto, también se puede utilizar para rosales y flores ornamentales.

Para hacer el fertilizante de plátano guardar 5-6 cascaras de plátanos, trocearlas y ponerlas en una olla con 1,5 L de agua, hervir para 15 minutos con la tapa puesta, después apagar el fuego y dejar enfriar. Diluir con 2 L de agua y riegar las plantas.

Cascaras de huevo

La cáscara de huevo está compuesta en un 98% de carbonato de calcio, que es un nutriente mineral muy importante para las plantas que interviene en el desarrollo celular de las plantas además algunas plantas como tomates, pimientos y berenjenas son susceptibles a una enfermedad que es causada por la deficiencia de calcio. Aparte también contienen en menor medida magnesio, fósforo y potasio que también son minerales m. Como las cascaras de huevos pueden ser un foco de bacterias importante es ideal que las pongamos a hervir unos 10 minutos al fuego o que utilicemos cascaras de huevo duro.

Para poder utilizar esta cascara hace falta romperlas en trocitos pequeños, la solución mas rápida que he encontrado es ponerla todas en una bolsa de plástico, cerrarla con un nudo y golpear la bolsa con los pies. Una vez hecho esto abril la bolsa y colocar las cascaras en el huerto juntos al tallo de las plantas. No hace falta enterrar.

Posos de café como abono o repellente

No suelo utilizar posos de café en el huerto pero sé que mucha gente los utiliza por esta razón voy a comentar aquí algunas cosas. Lo mas problemático de acumular posos de café es que si los guardamos en un recipiente cerrado en pocos días hacen hongos y moho y no son apto para fertilizar un suelo.

Queriendo acumularlos hace falta extenderlos sobre una superficie plana cubierta de papel de periódico y dejarlos expuestos al aire. Otra opción es utilizarlos mientras que se producen pero teniendo en cuenta que no son ideales para todos los suelos y para todas las plantas ya que añaden acidez al suelo. Si nuestro suelo ya es ácido, y utilizamos los posos de café como abono casero, estaremos añadiendo mayor acidez limitando la biodisponibilidad de algunos nutrientes y tal vez nuestras plantas lo sufran.

Cuando el suelo es ácido en exceso, podemos comprobar como las hojas de nuestras plantas se van resecando poco a poco, especialmente en los bordes y en las puntas. Sin embargo, esta situación no es mala para todas las especies, habrá plantas que en una situación así estarán perfectas, como por ejemplo las Hortensias, las Azaleas, las Orquídeas, o los Rododendros que necesitan de suelos ácidos para prosperar adecuadamente.

Una forma segura de utilizar los posos de café es añadiéndolos al compost, en caso de no tenerlo podemos añadirlos solo a la tierra de las plantas que necesitan acidez o en suelos muy alcalinos.

Los posos de café también tienen cierta capacidad como repellente por su olor y acidez resultan desagradable para insectos, gatos y pequeños animales. Para conseguir mantener estos animales a raya sólo tenemos que espolvorear unos posos de café alrededor del tronco de nuestras plantas. Tener en cuenta que el efecto es limitado en el tiempo y que habrá que repetir la aplicación con frecuencia.

Cenizas de barbacoa como abono

En primer lugar, tenemos que saber que con la combustión de la leña, consumimos la práctica totalidad del carbono orgánico, quedándonos en la ceniza resultante principalmente calcio, potasio, magnesio, hierro, fósforo y manganeso. El calcio y potasio se encuentran en forma de carbonatos, lo que hace la ceniza un elemento altamente alcalino que provoca un aumento rápido del ph del suelo.

Como ya hemos visto para los posos del café alterar el ph del suelo puede ser peligroso ya que el ph interfiere con la bidisponibilidad de los nutrientes en el suelo, así que en caso de terrenos ácidos aportar cenizas puede ser interesante ya que desbloquea nutrientes y ayuda a corregir su acidez acercándola a niveles mas correctos para la mayoría de especies cultivadas. Pero en suelos básicos (muy alcalinos) puede traernos problemas.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de suelos de España, especialmente los del litoral mediterráneo, son de reacción básica, con altos niveles de caliza. En estos suelos, el aporte de ceniza puede ser perjudicial, ya que aportar más carbonatos puede incrementar el bloqueo de nutrientes como el potasio y el magnesio por la alta proporción de Calcio en el suelo, a parte del bloqueo inherente de ciertos nutrientes al elevar el ph. El caso típico es el Hierro, que en suelos básicos pasa a formas no asimilables por las plantas y provoca graves clorosis aún teniendo niveles aceptables en el suelo.

Así que para usuarios pocos expertos que no conozcan el ph del suelo de su huerto recomiendo abstenerse de utilizar cenizas.

Hierbas aromáticas en el huerto

Las plantas con aromas fuertes (ajo, cebolla, aromáticas como el perejil, la albahaca, la menta, el orégano, la salvia, el romero, el tomillo, manzanilla, malva entre tantas otras) confunden o repelen a los insectos plaga, por lo tanto es útil tenerlas en la huerta con este fin, además de usarlas para nuestra cocina.

Las flores (ya sea de flores cultivadas o de hierbas silvestres) no sólo proveen de polen a insectos benéficos y son abrigo así de muchos de ellos, sino que atraen a muchos polinizadores como avispas, moscas y abejas, y así mejoran la polinización de algunos cultivos como los zapallos, zapallitos y frutillas, que necesitan de muchísimas visitas de estos insectos para formar bien los frutos.

Además de adornar la huerta y hacer el trabajo más agradable, algunas flores son también comestibles y adornan en gran medida ensaladas y platos.

Decocciones de hierbas para control de plagas

Algunas decocciones ayudan las plantas a ser mas fuertes y de este manera resistir mejor a las plagas, hay mucha plantas que son útiles a este fin. Según mi experiencia personal recomiendo alternar decocción de manzanilla, ortiga y cola de caballo. La manzanilla ayuda a alejar insectos voladores y afides ya que cuando el insecto pica la planta el sabor no le gusta y entonces se va. La cola de caballo es efectiva contra hongos (oidio y mildiu entre los mas comunes) y la ortiga fortalece la planta contra todas las plagas, se recomienda utilizar cola de caballo justo después de lluvias fuertes y alternar ortiga y manzanilla cada 7 días como mantenimiento.

Sobretodo contra hongos es muy importante la prevención ya que una vez que el hongo infecta la planta es prácticamente imposible curarlo.

Para hacer una decocción utilizamos 5-6 cda. soperas de planta en 1,5 L de agua, hervir para 15 minutos con la tapa puesta y dejar enfriar.  Diluir en 2 L de agua y pulverizar la planta. Las decocciones se conservan en la nevera de 3 a 5 días.

Control de caracoles con cerveza

La cerveza es uno de los métodos mas efectivo para liberarse de caracoles, el único punto negativo en este caso es que las mataremos. Hasta ahora no he encontrado ningún método para alejarlas, si alguien supiera uno puede dejarme un mensaje en comentarios.

El método consiste en enterrar unos vasos en el huerto y por la noche rellenarlos de cerveza en la zona afectada por caracoles, por la mañana los vasos serán llenos de caracoles muertas, el olor de cerveza las atrae y terminan ahogándose en vaso.

Caldo de Verduras

Cuando tenemos huerto es frecuente tener hojas verdes duras y partes de verduras que no se pueden comer porque son muy fibrosas como las hojas de puerros y cebollas por ejemplo.

Con las partes duras y fibrosas podemos hacer un caldo de verduras añadiendo estas hojas troceadas, una zanahoria, una cebolla, 3 dientes ajos, una patata, una ramita de salvia y una ramita de romero si los tenemos en el huerto pueden ser frescos si no podemos usar una cda. de planta seca.

Añadir 3 L de agua y hervir para 45 minutos sin tapar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Antes de marcharte descarga GRATIS las recetas antiinflamatorias para comer saludable toda la semana.

Dejame tu e-mail y te envio el E-book completo de cocina terapéutica.